NAVAJA

Cómo no morir en una situación de supervivencia 

  1. Estadísticamente hablando, lo que antes te matará en el exterior es que tu temperatura corporal baje demasiado (hipotermia) o suba demasiado (hipertermia). Revisa el tiempo antes de salir y ve preparado para los extremos.
  2. Los dos elementos para regular más fácilmente la temperatura corporal con frío y calor son una vestimenta adecuada y agua. ¡Lleva ropa de repuesto y permanece hidratado!
  3. Como parte de tu preparación antes de salir al exterior, deja tu plan de acción a dos personas de confianza, que puedan acudir a los servicios de búsqueda y rescate si fuera necesario. Este plan de acción debe estar explicado con claridad, con todos los detalles posibles: dónde vas, cuándo volverás, quién está en tu grupo, en qué medio de transporte vas, y el motivo de tu salida. ¡Cumple el plan que creaste!
  4. Asegúrate de que el transporte que utilices funciona bien y contiene material de emergencia.
  5. Lleva contigo un botiquín de supervivencia de calidad que se adapte al medio y aprende a utilizarlo.
  6. Aprende a señalizar para que te rescaten rápido y eficazmente.
  7. No afrontes riesgos innecesarios, descansa a menudo, tranquilízate y mantén una actitud de ¡que empiece la fiesta!

frio
SI FUERA HACE FRÍO

  • Reduce la pérdida de calor: refúgiate del viento, apártate del suelo frío y quítate la ropa mojada.
  • Ponte ropa seca y aislante y busca o construye un refugio. Presta especial atención a proteger cabeza, cuello y torso.
  • Enciende un fuego si es necesario. Recoge leña de sobra para la noche.
  • Bebe agua (caliente si es posible, con unos cuantos caramelos o azúcar disuelta). La orina de color claro incida que tu cuerpo tiene suficiente agua.
  • Toma alimentos de alto contenido energético (carbohidratos) a lo largo del día.
  • Familiarízate con la zona y monta el campamento antes de que empiece a oscurecer.
  • Descansa y conserva energía, ano ser que estés llevando a cabo una tarea vital o estés ejercitándote para mantenerte caliente.
  • Mantén una actitud calmada y positiva.
  • Mantente preparado para la señalización de los rescatadores en cualquier momento.

HORMIGA_MONTAERA

SI FUERA HACE CALOR

Reduce la obtención de calor: apártate del sol y del suelo caliente.

  • Protege tu cuerpo con vestimentas de colores claros y holgadas. Ten un cuidado especial con la zona del cuello y la cabeza.
  • Moja la ropa si tienes agua de sobra.
  • No te desplaces con el calor del día.
  • ¡Bebe agua! Si el agua es abundante, fuérzate a beber hasta que tu pis sea “claro”. La orina clara indica que tu cuerpo está completamente hidratado.
  • Familiarízate con la zona y “monta el campamento” antes de que empiece a oscurecer, incluso si tienes planeado desplazarte durante la noche cuando hace más fresco.
  • Descansa y conserva tu energía.
  • Mantén una actitud positiva.
  • Mantente preparado ante la señalización de los rescatadores en cualquier momento.

LO QUE TIENES QUE TENER

Los componentes del botiquín de supervivencia descritos en este libro están enumerados en la página siguiente para tu comodidad. Lleva estos elementos u otros de tu propia creación, la estructura de un botiquín para una situación de supervivencia de tres días debe contener las siguientes ideas. No te dejes engatusar por componentes específicos o una cierta marca o tipo de cuchillo. En vez de ello, piensa en las cualidades generales del cuchillo y asegúrate de que cubre de forma eficaz las necesidades generales, se adapta al medio y a tu nivel de capacidad. Además de ropa, agua, instrumentos para señalizar y una actitud de que empiece la fiesta, las siguientes ideas no están presentadas en orden de prioridad, ya que esa prioridad la marca tu entorno particular.

CONCEPTOS OBLIGATORIOS PARA UN BOTIQUÍN DE SUPERVIVENCIA A CORTO PLAZO

  • Medios adecuados a tu entorno para regular la temperatura corporal de tu entorno (ropa)
  • Medios adecuados a tu entorno para obtener agua y regular la temperatura corporal.
  • Medios efectivos y múltiples para señalizar para rescate (los espejos para señalizar no funcionan en días nublados ni de noche).
  • Una actitud de que empiece la fiesta.
  • Algo para cortar.
  • Métodos para crear y mantener fuego.
  • Cuerda (cinta o cuerda).
  • La buena disposición y saber utilizar lo que llevas a su máximo potencial.

MEDICO_SCOUT

COMPONENTES DE SUPERVIVENCIA DEL BOTIQUÍN DE CODYM

  • Dos bolsas de plástico resistente para congelar.
  • Tintura de yodo al 2%.
  • Un condón (no lubricado) [ni con espermicida].
  • Manta de supervivencia normal.
  • Un rollo de seda dental.
  • Cinta adhesiva de supervivencia de color vivo.
  • Silbato plástico plano y de color vivo.
  • Cerillas de encender cualquier superficie, cubiertas de parafina, en una caja de seguridad de color vivo.
  • Mechero [encendedor] desechable de butano.
  • Bloque de magnesio ignífero con un encendedor de hoja de sierra.
  • De seis a ocho bolas de algodón pringadas de vaselina en un bote de color para carrete de película.
  • Una lupa tamaño tarjeta de crédito en una funda de color.
  • Linterna con cordón y dos pilas AA.
  • Dos pilas AA de repuesto con la fecha de compra.
  • Cuchillo de calidad de acero al carbono con funda.
  • Tubo para beber de plástico transparente.
  • Recipiente para el agua, de 4 a 8 litros, comprimible.
  • Dos bolsas de basura de unos 200 litros o tres bolsas para hojarasca de tamaño grande.
  • Manta de supervivencia muy resistente.
  • Gorro de lana o sintético.
  • Pañuelo [paliacate] de algodón.
  • Treinta metros de cuerda de paracaídas con una resistencia de 300 kilos.
  • Espejo para señalizar de 7 X 18 cm, visible, con funda acolchada de color vivo reforzada con cinta adhesiva industrial.
  • Botiquín de primeros auxilios casero.
  • Vigorizador patentado de la tía Pepi [cafeína].
  • Mapa topográfico y brújula.
  • Dos barritas energéticas.

FLOR_Y_MONTAA

ESCOGER EL INSTRUCTOR CORRECTO

Puedes encontrar muchos instructores de supervivencia en Internet, en publicidad impresa o en muchos otros sitios. La mayoría probablemente tiene buenas intenciones, mientras que otros ven su oportunidad de obtener ingresos extra gracias a la reciente popularidad del entrenamiento autosuficiente. Es importante que selecciones tu instructor con buen juicio. El consejo que decidas aplicar en ti y en tus seres queridos  debe proceder de una fuente fiable. Estás aprendiendo técnicas que podrían salvarte la vida, no estás comprando una barbacoa. Independientemente del tamaño aparente de una escuela de actividades al aire libre y su publicidad, lo que marca la diferencia en cuanto a la calidad de los programas es la calidad de sus instructores.

Lo que sigue son consejos para ayudarte a escoger un buen instructor si estás pensando en ampliar tus conocimientos sobre supervivencia, vida primitiva o preparación en el hogar. Recuerda, cualquier escuela es tan buena como lo sean sus instructores.

  1. Pide que te muestren el historial del instructor. ¿Lleva tu futuro instructor dando clases desde hace diez años o sólo diez semanas? En general, las habilidades de independencia requieren muchos años de entrenamiento y práctica antes de obtener un buen nivel. Pregunta si el instructor ha enseñado estas técnicas de forma continua durante sus años de experiencia. NO es raro escuchar que alguien que declara tener “treinta años de experiencia”, incluya veinte años en el intervalo de una sola década, cuando trabajaba a tiempo completo exterminando plagas de bichos.
  2. Entrena con alguien que se dedique a tiempo completo a enseñar técnicas de supervivencia si es posible. ¿Te sentirías a gusto con un médico que se dedicara a practicar medicina tres meses al año? Las escuelas grandes con decenas de instructores tienen la imposible tarea de mantenerlos a todos empleados a tiempo completo. Ya que encontrar trabajo para todo el año en este ámbito es difícil, localizar a un instructor que cumpla este requisito puede decirte algo sobre él: que es muy bueno, tiene mucha suerte o ambos.
  3. Si lo que más te interesa son las técnicas de vida primitiva, busca a alguien que viva en tu misma región geográfica. Estará más familiarizado con la flora y fauna locales. Que un esquimal te enseñe a sacar agua de un cactus es, como poco, bastante raro. Si te preocupa la calidad, cuanto más tiempo haya vivido el instructor en las zonas geográficas en las que enseña, más experiencia será capaz de transmitirte.
  4. Investiga los antecedentes de tu instructor. ¿Es conocido y respetado por sus colegas? ¿Enseña en el campo o es sólo un figurante de su organización? En estos días, por desgracia, se piensa que la escuela con el mejor diseñador de página web es también la mejor en el campo.
  5.   Ten cuidado con los especializados, ya que la naturaleza tiene demasiadas variables como para ser abarcada por ese tipo de personalidades. Los egos crecidos y las actitudes de gallito son demasiado comunes en el campo y en la supervivencia. Una de las manifestaciones más desafortunadas de esta mentalidad es el error de no estar abierto a aprender nuevas técnicas. Cualquier instructor que diga que sólo hay una forma de hacer algo, está destinado a que un alumno sin ideas preconcebidas le eclipse demostrándole otra forma de hacerlo.
  6. ·  Si te interesa aprender técnicas de supervivencia que vayan más allá de experimentar unas divertidas eco-vacaciones, aprende con alguien que conozca las técnicas de vida primitiva y las técnicas de supervivencia modernas. La mayoría de las escuelas de actividades en el exterior confunden ambos conceptos. Aunque hay una conexión entre los dos, aprender a sacar chispas con un pedernal tendrá poco valor para tu tía de 59 años que se ve envuelta en una situación de supervivencia en el exterior. En último término, y cuando se enseña de la forma correcta, saber ambos tipos de técnicas te da gran potencial para tener éxito cuando te enfrentas a un caso de supervivencia. Cuando el ánimo está bajo, saber hacer fuego con un palo no es un buen sustituto de unas cerillas, si se saben utilizar.
  7. ·  Antes de apuntarte a un curso práctico, asegúrate de que la cantidad de alumnos del instructor cualificado es baja. A no ser que te hayan hecho una oferta de lanzamiento, los cursos prácticos que tengan más de diez o doce alumnos harán que decaiga la calidad del curso, ya que pasarás más tiempo mirando que haciendo. He especificado instructores cualificados, ya que muchas escuelas tienen a veces un buen instructor  en rotación, y por tanto confían en los becarios (futuros instructores que trabajan gratis para adquirir experiencia). Es obvio que los becarios todavía no han alcanzado la experiencia de campo ni el conocimiento de base de un instructor.
  8. ·  El curso de campo al que estás pensando inscribirte, ¿se realiza realmente en el campo o sólo en el exterior? Entrenar de forma responsable con un grupo pequeño te permite recoger los materiales directamente en el campo para un mayor aprendizaje y disfrute. Un curso que proporciona todos los materiales básicos se podría enseñar simplemente en el aparcamiento del supermercado.
  9. ·  Tendrás lo que has pagado. Si alguna vez necesitas utilizar las técnicas, te aparecerá que lo aprendido no tiene precio.

10.  ¡Feliz entrenamiento! y ya sabes: siempre listo!!!

(TOMADO DEL LIBRO «SALVA TU CULO»)

 

ESCUDO_GRUPO

 

 

 

Deja una respuesta